ODONTÓLOGOS TRATANTES

Dr. Jorge Parra Cancino    Director - Odontopediatra
Dra. Alejandra Parra Correa
Endodoncia - Prótesis fija
Dra. Margarita Cuevas Gardrat
Odontopediatra
Dr. Edgardo Astudillo Cofré
Prótesis fija y removible

SERVICIOS

 Odontopediatría
 Urgencias
 Endodoncia
 Operatoria Dental
 Ortodoncia preventiva e interceptiva
 Periodoncia
 Prótesis Fija y Removible

CUIDEMOS NUESTROS DIENTES

 Boca sana, niño sano
 Colaciones saludables
 Higiene dental
 Sellantes
 Flúor
 Qué es la Periodontitis?
 Embarazo
 Encías sangrantes

CLÍNICAS

P. Aguirre C. 1283 Depto. 13
  F: 41-2226478
  Concepción 
18 de Septiembre 342 Of. C
  F: 42-224083
  Chillán

  F: 09 - 93288995
  Yungay

 

Salud oral en niños: PREVENCION


EL CUIDADO DE LOS PRIMEROS DIENTES

Los cuidados que se le brindan al niño en sus primeros meses de vida le podrán garantizar una dentadura saludable en la infancia y la adolescencia. La alimentación de una mujer gestante puede influir mucho en la calidad de los dientes que llegue a tener su hijo. El calcio y el fósforo son dos de los principales componentes de los huesos y de la dentadura, por lo que la dieta de la madre deberá incluir alimentos ricos en estos dos nutrientes.

ALIMENTOS RICOS EN
CALCIO
Leche y sus derivados
Sardinas
Vegetales de color verde oscuro
Frutas cítricas
Habas
ALIMENTOS RICOS EN FÓSFORO
Carne roja
Pavo
Pescado
Huevos
Habas
Leche y productos lácteos
Fosfatos procesados en las comidas

Una vez el bebé ha nacido, la atención que se le preste a su salud oral permitirá que las encías, los dientes y el hueso que los soporta se desarrollen sanos y resistentes al ataque de la placa bacteriana, el cálculo y las enfermedades periodontales.

Desde el primer momento de vida del bebé fuera del útero, la madre debe verificar que el interior de la boca del pequeño esté saludable, es decir, libre de irritaciones, malformaciones o, incluso, de dientes prematuros.

La mucosa bucal de un bebé debe tener apariencia suave, color rosado, estar libre de sangrado, de dolor y de dientes. Su saliva ha de ser cristalina, sin olores ni sabores desagradables. Y mientras no tenga edad de su primera dentición, las encías deben ser lisas y sin abultamientos.

LOS PRIMEROS DIENTES

Hacia los seis meses de edad se inicia lo que se conoce como la primera dentición, los llamados "dientes de leche". A partir de ese momento habrá de llevarse a cabo una rutina diaria de aseo bucal, que será realizada por la madre o la persona a cargo del bebé.

A menos que presenten alteraciones como sangrado, abultamientos o dientes prematuros, la primera visita al odontólogo deberá pedirse para cuando haya completado su primera dentición, hacia los tres años de edad. Para entonces, ya se pueden observar ocho dientes incisivos, cuatro caninos y ocho molares, es decir 20 piezas.
VER IMAGENES (ADAPTADAS DE IMAGENES SALUDHOY)


AL PRIMER AÑO

DEL PRIMER AL
SEGUNDO AÑO

DE DOS A TRES AÑOS

La limpieza bucal puede hacerse con una gasa estéril que los padres pueden introducir en la boca del niño y con la que frotan los dientes para retirar los residuos de comida que se han acumulado. Al mismo tiempo, el niño puede jugar con un cepillo de dientes, de manera que se acostumbre a verlo y a saber para qué se usa.

 

Poco a poco, bajo la guía de un adulto, el niño aprenderá a cepillarse. De hecho, hacia los dos años de edad, sabrá que antes de ir a dormir hay que cepillarse los dientes. Si bien querrá hacerlo por sí mismo, las personas mayores deben cerciorarse que el aseo sea efectuado adecuadamente. Y la mejor forma de hacerlo es mediante el juego: deje que el niño le cepille a usted los dientes, mientras usted cepilla los de él.

La pasta no es fundamental

En principio, el aseo puede hacerse con agua y cepillo. Paulatinamente se incluirá una pequeña cantidad de pasta en el aseo diario.

En un niño pequeño no importa en qué dirección se cepillan los dientes. Lo que cuenta es procurar un buen aseo de su dentadura.

La pasta dental con flúor se convierte en un excelente aliado de la salud oral de los niños, pues este mineral fortalece el esmalte dental y da resistencia para soportar el ataque de la placa bacteriana, que es la causante de la caries y las enfermedades periodontales.

AZÚCAR, DULCE ENEMIGO

Paralelamente con el aseo, es necesario observar una adecuada dieta en la que se reduzca la cantidad de azúcar que permanece en la boca del niño (caramelos, colombinas y frutas secas).

También se debe evitar que duerma con el biberón en su boca, en especial si contiene leche o jugos, toda vez que los ácidos y el azúcar en ellos contenidos dañan el esmalte dental y favorecen la aparición de caries.

Todos estos cuidados durante la primera infancia de los niños tienen que complementarse luego con la visita periódica al odontólogo.

Enero 2001

Tomado de SaludHoy - Odontología Prevención

Natalia Jaramillo - Enfermera Licenciada, U.J.
Editora Contusalud.com

 

Convenios con empresas

     
     

 
 
 

Clínica Dental 24 Horas
Clínica matriz Diagonal Pedro Aguirre Cerda 1283 Departamento 13
Teléfonos:   041 - 222 6478           09 - 94516802
Concepción  -  Región del Bío Bío

Todos los derechos reservados. Desarrollado por MAJANI Tecnologías Informáticas. Sugerimos visitar
www.turismovirtual.cl